Ana Cloquell Miró1 Ignacio Mena Portro1 Ruth Luque Mengíbar1 Ana Rios Boeta1

1 Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio

 

Objetivos del estudio:
La trombocitosis se define como un aumento del número de plaquetas por encima de 500.000/µl en el perro y por encima de 600.000/µl en el gato. Se diferencian dos tipos: trombocitosis reactiva; asociada o no a hemorragia; y la trombocitosis esencial; debida a una proceso neoplásico primario de la médula ósea. La trombocitosis reactiva en ausencia de hemorragia se ha asociado a neoplasias, enfermedad inflamatoria sistémica, hiperadrenocorticismo, medicamentos, ejercicio, hepatopatías, infecciones sistémicas, enteropatía con pérdida de proteínas y enfermedades inmunomediadas. La causa de trombocitosis reactiva en ausencia de hemorragia no aparece claramente definida en la literatura científica revisada. Los signos clínicos en estos animales son inespecíficos: vómitos, letargia y anemia. Además la trombocitosis es un factor predisponente para la hipercoagulación y la formación de trombos.
El presente trabajo realiza un estudio retrospectivo sobre 101 casos con trombocitosis reactiva en ausencia de hemorragia, describiendo las patologías asociadas a esta alteración y la presencia de otras alteraciones en la analítica sanguínea.
Materiales y Métodos:
Se realiza un estudio retrospectivo de 1269 analíticas sanguíneas realizadas a pacientes que acudieron a consulta en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio, de los cuales 1152 fueron perros (90,7%) y 117 gatos (9,2%). Todos los hemogramas fueron realizados con un sistema de recuento láser (Sysmex XT-2000i V®, Sysmex España SL, Barcelona, España) durante el período comprendido entre el 1 enero al 31 de diciembre del 2010. En todos los casos en los que aparecieron alteraciones en el hemograma, se revisaron los frotis sanguíneos. Fueron descartados aquellos pacientes con un historial incompleto o en los que no se hubiera llegado a un diagnóstico definitivo. Tampoco se incluyeron las analíticas realizadas durante el horario de urgencias, debido a que en este período se utiliza un equipo de análisis diferente. Se consideraron pacientes con trombocitosis aquellos con un recuento mayor a 500.000/µl en el perro y por encima de 600.000/µl en el gato. La estadística se realizó mediante el programa Microsoft office Excel 2007®.
Resultados:
De los 1269 pacientes, un total de 101 animales presentaban trombocitosis (7,9%), siendo 3 gatos (3%) y 98 perros (98%), 56 hembras (56%) y 45 machos (45%).

Hubo un total de 31 razas diferentes, las más afectadas fueron: Yorkshire Terrier (13,8%) y mestiza (13,8%). Otras razas fueron: West Highland White Terrier (8%), Cocker Spaniel (7%) y Pastor Alemán (6%). El rango de edad fue de 1 mes a los 15 años (media±ds, 7,9 ± 4,5 años).

Las patologías más frecuentes asociadas a trombocitosis en perros y gatos fueron: enfermedad gastrointestinal (21%), infecciones agudas o crónicas (17%), neoplasias (14%) y enfermedad renal (10%).

Tan sólo en 6 casos (5,6%) las trombocitosis fueron mayores de 1000.000/µl.

Un 28% de los perros presentaban hipoalbuminemia concomitante a la trombocitosis, que se asociaba a: enteropatía con pérdida de proteínas (39%), glomerulopatías (32%) y procesos inflamatorios agudos (29%) como piómetras, peritonitis o enfermedades autoinmunes. No se encontró ningún otro parámetro de la analítica sanguínea alterado significativamente asociado a la trombocitosis.
Conclusiones:
En nuestro estudio, la presencia de trombocitosis en ausencia de hemorragia es un trastorno frecuente en el perro (8,5%) siendo menor en el gato (2,5%). Varios estudios revelan que el origen de la trombocitosis en pacientes con procesos inflamatorios sistémicos no es producto de la acción aislada de la trombopoyetina, sino de su interacción con otras citoquinas de fase aguda (interleuquina-6).
Dada la alta frecuencia de trombocitosis con la presencia de hipoalbuminemia, los autores creen que es posible que las enfermedades que causen perdida de proteínas puedan causar también pérdida de otros factores y que la trombocitosis sea una consecuencia de estas pérdidas (ej. hierro, factores de coagulación). La mayor incidencia en la raza Yorkshire Terrier podría explicarse porque dicha raza padece una predisposición genética a padecer enteropatías y glomerulopatías con pérdida de proteínas.

Bibliografía:
1. Henry JC. Paraneoplastic syndromes. En Ettinger SJ. and Feldman EC (7ºed): Textbook of Veterinary Internal Medicine. W.B. Saunders, Canada, 2010; 2216.
2. Bass MC, Schultze AE. Essential thrombocythemia in a dog: case report and literature review. J Am Anim Hosp Assoc 1998; 34:197-203.
3. Barger AM. The complete blood cell count: a powerful diagnostic tool. Vet Clin Small Anim 2003; 33:1207-1222.
4. Hogan DF, Dhaliwal RS, Sisson DD, et al. paraneoplastic thrombocytosis-induced systemic thromboembolism in a cat. J Am Anim Hosp Assoc 1999; 35:483-6.
5. Ceresa IF, Noris P, Ambaglio C, et al. Thrombopoietin is not uniquely responsible for thrombocytosis in inflammatory disorders. Platelets. 2007; 18(8):579-82.

SEVC Headquarters - Passeig de Sant Gervasi 46-48, E7 - 08022 - Barcelona - Spain - T: +34 93 253 15 22 - F: +34 93 418 38 79 - email: secre@sevc.info